24 septiembre 2006

Lejos del Paraíso


Buenos días, hola, hasta luego
al portero de tu urbanización al que ves desde hace 14 años
dentro de El Paraíso, la puerta del garaje está abierta
hombres y mujeres en chandal a Caprabo los fines de semana
bicicletas de niños junto a los portales
por la tarde un hombre en traje pasea sin ganas a un minúsuculo perro
por la mañana otro le azota el culo a un simpático Cocker
las calles entre semana con hombres en traje, agotados o estresados
pasean sus animales de compañía con desgana
footing a partir de los 50 años
El mundo, La razon o el ABC y la barra de pan
demasiada cotidianeidad, demasiada rutina
la misa puntual de los domingos
inmigrantes llevando a niños que no son suyos al colegio
inmigrantes asqueados recogiendo a los niños que no son suyos al colegio
nadie para en los pasos de cebra
las familias se reunen en el salón de casa
ven la tele, hablan de facturas, de compras, del trabajo
por las noches a dormir juntos a la hora de siempre
el futbol, los moviles, coches, esquies, vacaciones,
las cuentas de la urbanización,
hijos perdidos con resaca y la ropa apestando a tabaco
hijas perdidas en las garras de la noche con los ojos abiertos
o tambaleándose entre la cola del autobus nocturno
operacion triunfo, pachangueo, el canto del loco
relojes gruesos en la muñeca izquierda
perfume en las camisas
tengo hora en la peluquería
pendientes de perlas blancas
diferentes modelos de corbata
anchas avenidas, urbanizaciones, chalets adosados
arboles, bancos estrategicamente colocados,
concesionarios de coches, gimnasios con pilates
oficinas de inmobiliarias
adolescentes con el mismo tipo de pelo
puñetazos en el hombro, carreras, risas
cristales rotos en la marquesina del autobús
el hijo que herederá la casa de sus padres en El Paraíso
y pasea con su novia de toda la vida, su cocker y su chandal hacia el Caprabo
me mira de reojo y se calla cuando paso a su lado.


suena: Earth, Wind and Fire, "Boogie Wonderland"

No hay comentarios: