13 septiembre 2005

Walk don't run

Primer mensaje del Sr. Randal desde su alcoba particular:

Hola a todos y bienvenidos. Harto de alimentar palabras a los enanos conspiradores que habitan en mi cabeza, me declaro en huelga de monólogos internos. Así que de vez en cuando soltaré por aquí alguna que otra idea, algún que otro comentario más o menos absurdo o liviano, palabrotas, canciones, imágenes, paridas diversas, o simplemente letras sueltas que vaya cazando.

Si tenéis algún comentario o idea (interesante o no), contádselo todo al tito Randal.

Saludos cordiales.

It's time to wake up, Randal!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mi querido mr sweet, cada día un poco más dentro de mí. Bendigo este blog desde este instante para que nos haga pasar juntos momentos felices. Gracias por ser como eres y por poder contar contigo. Ly

Verlaine dijo...

Mientras te leía recordaba un cuento de W.Faulkner,donde un idiota a su vez recordaba a Shakespeare."Un cuento idiota,narrado por un idiota,lleno de sonido y furia".Quizás eso sea lo q toca ahora mismo: "The sound and the fury".,me refiero en los tiempos q corren.Seguiremos con Faulkner,Mr.Randal.

Anónimo dijo...

Hola rey!, a mi me recuerdas a un desierto de Scorsese, al periplo de los personajes de Capote en "A Sangre Fría", a la sóla habitación de S.Johansson en aquella inolvidable pelicula, a culquiera de tus Hopper; todas ellas figuraciones de una soledad cálida.

Atalanta dijo...

Querido Randal:
Ojalá, cada día pudieses regalarnos esos monólogos solitarios e interiores que te cansan.
Por que a mi, tus palabras me parecen un desyuno dulce y cotidiano, cercano... con el que me identifico.
Tienes un mundo bello, encantador, "preciosísimo",como dijo un poeta. Deja que esos "enanos" salgan por la ventana, donde no hace frio, por que aquí lo recibo.
No te preocupes, si hay algo peor que los enanos, son los laberintos, como el mio...
No dejes de regalar estos momentos.